viernes, 29 de junio de 2007

¡Vuelven las Spice!

¿Qué le está pasando al mundo? ¡No sólo permiten que esas pedorras se vuelvan a juntar, sino que lo difunden en los noticiarios!

Estaba anoche trasteando en el PC y tenía la tele puesta: las noticias. Y empezó a sonar una tonadilla familiar. Desgraciadamente, muy familiar. Levanté la vista alarmado -la tele está en uno de esos chismes para teles que se taladran a la pared y quedan a cierta altura- y me encontré con un videoclip de las Spice Girls de los cojones, el de su canción más famosa. Sí, sí, las Spice: La Beckham, la deportista-fea-plana, la rubia, la pelirroja -nunca llegué a distingar entre estas dos- y la negra. El videoclip sólo tuvo oportunidad de mostrarme que la negra no llevaba sostén bajo la camiseta verde, antes de pulsar un botón del mando a distancia. Creí que había escapado relativamente ileso.
Pues ni hablar del peluquín. Escuchando la "arradio" viniéndo al trabajo me han puesto If you wanna be my lover; creo que así se llama, aunque debería llamarse if you wanna be my client, ya que las categorizo como prostitutas musicales. Y lo peor es que ¡me sabía la letra! Lo escuché tantas veces en su tiempo en TV, radio y, casi, en la prensa escrita que se me quedó grabada a fuego la puta canción.

Aún no me explico como estas cinco -a ver... un, dos, tres, cuatro... sí, cinco- pedorras hijas de la Gran Bretaña lograron convertirse, no ya en un superéxito internacional, ¡sino en un auténtico fenómeno de masas! Vendieron millones de discos, tuvieron película propia, diverso merchandising, creo que un perfume... Fué el punto culmen de la estulticia humana de los últimos 500 años o así; junto con el boom de la macarena.

En fin, alguna multinacional musical, o ellas mismas, han derruido toda la alegría que me produjo cuando las spice se separaron para emprender caminos separados. Caminos que discurrieron sin pena ni gloria y, más importante, sin obligarme a escuchar sus horribles canciones. Aunque alguna canción de sus discos en solitario si que he tenido que soportar.

¡Y encima va el Koala y se junta con Manolo Escobar para hacer una nueva versión de Mi carro!

4 comentarios:

Leyre dijo...

Pues mira, si no llega a ser por tu blog yo ni me entero. Hasta hoy he conseguido "escaparme" ;-)

Noa dijo...

Lo mismo digo, yo tampoco sabia nada

Anónimo dijo...

pues si t digo la verdad no me ase muxa grasia x k kuando salieron yo tenia 11 años y mi ermana pekeña le enkantaban y las tube k soportar a ellas y ami ermana k para kolmo mi dulce tia me regalo la barbie de la victoria bekan la k mas odiaba y odio pro se la di a mi ermana y aora amenazan kn volver valla valla

andalus dijo...

me enkantan k welban de verdas les deseo lo mejo y k tengan el mismo exito k tubieron wapisssimass