jueves, 7 de junio de 2007

Detengan el orbe que yo me apeo

Alguno se habrá dado cuenta de que hoy la entrada es vespertina en lugar de madrugadora. ¿Que por qué? Porque me sale de los huevos, a ver si voy a tener que darte explicaciones... :P
Ahora en serio; una de las razones es que he tenido mucho trabajo y sinceramente, no tenia nada interesante que contaros. Y ahora tampoco la verdad. Os contaré mi día:

Me he levantado como siempre, pero estaba tan cansado y hecho mierda que he pasado un huevo de desayunar y me he quedado un rato escuchando la radio soñoliento. He ido al trabajo y mi analista, al que llamaremos Kiko para salvaguardar su intimidad, me ha reenviado un correo. Resulta que, tras ni sé los dias esperando, por fin nos han enviado un fichero con datos "reales" para probar un programa que tenía hasta cyberpolvo del tiempo que llevaba parado. Eso ha sido a las 9.00 aproximadamente, ¿vale? Pues a las 18.30 aun no había conseguido que fuese bien. Y no era problema del programa, no creais; es que han debido hacer el fichero con la punta del cipote o algo así. ¿Pero no saben ni qué putos datos hay que usar? A ver si mañana funciona o me cago en su puta madre.

No sólo el trabajo me ha hecho sudar hoy. Los pringlebrowns originarios -menos Uzu- nos hemos reunido para ir a comer fuera; solemos hacerlo a menudo. Bueno, pues al salir de nuestra jaula de cristal climatizada nos ha golpeado una ola de calor de lo más pegajosa. Y juro que al montarme en el coche tras comer se me ha quemado el culo con el asiento. O como diria David mientras se parte el pecho "los huevos y la salchicha".

Y pese a que el resto del mundo -o sea, Bizkaia- disfruta de un sol espléndido, llego a Mundaka y ¡hay una niebla de mil pares de narices! ¡¿Pero qué coño es esto?! ¡¿Silent Hill?! Lo que me faltaba, que me venga un zombi cabrón a tocar los cojones. Como si Jotadé no supiera hacerlo sólo. Jotadé es el cachondo del puto fichero; el mismo que cree que "hinchamos las horas que le facturamos" y que "nos controlará hora por hora". Porque no te facturo yo, chaval. Si te facturase yo... te facturaba una maleta-bomba. Me cago yo, con mi ano quemado, en tus facturaciones, chaval.

Cuando llego a casa me encuentro con un e-mail de la empresa donde he comprado una cámara fotográfica -que no es barata precisamente- diciendo que "por un pequeño problema técnico el pedido se retrasará". Pues me toca los huevos, porque yo pedí un envio "2-4 dias" y los 4 dias se han cumplido hoy. Se han cumplido 4 dias sin contar el domingo que es cuando lo pedí. Les he respondido preguntándoles a ver cómo piensan compensarme el perjuicio, si en efectivo o en cheque. A ver que responden, los mamones.

No es que haya sido un mal día. Lo que pasa es que estoy gruñón.

1 comentario:

Leire dijo...

Aysss.... pobrecito ;-)