jueves, 21 de junio de 2007

Cro-magnon y la programación.

Ha llegado el día. Todo currito tiene la obligación de despotricar contra su empresa, ¡cuánto más un Pringlebrown! ya que nuestro pringadismo está elevado a la marronésima potencia. Comencemos.

Los génesis de los Pringlebrowns no se hubiera producido jamás si no hubieramos confluido y coincidido en la misma empresa, a la que llamaremos, por ahora, Cromañon. Todos entramos más o menos al mismo tiempo, y tenemos aproximadamente la misma edad. Esto nos permitio juntarnos, debido al curioso comportamiento de manada que nos caracteriza a los humanos. No pasó mucho tiempo antes de que nos hicieramos amigos y fundásemos la sociedad ultrasecreta de los Pringlebrown, encargada de difundir el modo de sacar latas de Kas gratis en la máquina de la cafetería. Pero me estoy yendo por las ramas...
Esta empresa es una mierda. Pese a que se hacen más horas extras que puticlub Manoli, según la patronal -josdeputa- en esta empresa las horas extras no existen. Si consigues que te acepten alguna hora extra, te la darán como hora libre otro día. Hora por hora, ¡aunque hayas tenido que trabajar el primero de mayo! -caso verídico-. Y sólo te aceptan las horas extra que haces desplazado a cliente y que, por tanto, facturan a precio de oro. Otra razón para cagarse en la empresa es que, por alguna razón, tenemos menos jornada intensiva en verano que cualquier empresa del entorno, del ramo o de su puta madre. Si es que somos gilipollas.
Tampoco tenemos tickets para comer en restaurante, asi que la empresa, amablemente, nos preparó un lugar donde comer. Dicho lugar es un cubículo de unos 20m^2 en la planta -1. Sí, bajo tierra y sin ventanas ni nada parecido. En tal búnker tenemos que comer en turnos de media hora con tres microondas... ¡para 20 personas! Es muy agobiante. No os imaginais el asco que da la mezcla de los olores de tantas comidas en un lugar sin ventilación. Es inenarrable.
Y es que ahora las cosas le van bien a esta empresa y se ha liado a contratar a gente a lo loco, sin tener en cuenta que no hay sitio ni para comer ni para aparcar ni para nada. Joder, ¡si hay aglomeraciones cuando nos lavamos los dientes!
Los sueldos de los programadores b. son cosa de risa, aunque los beneficios del año anterior hayan sido impresionantes. A algunos nos han mejorado sensiblemente, pero pese a eso ganamos una mierda.

Os explicaré el método de trabajo aquí, en Cromañon: Por encima nuestro hay una empresa más grande, a la que llamaremos Los Chenchos. Los Chenchos tienen contactos con grandes empresas y éstas les encargan proyectos de gran envergadura. Obviamente, no se van a dejar las huellas dactilares picando código durante 10 horas; bastante tienen con encargarse del picking y packing y jodernos la vida. Los Chenchos analizan lo que necesita el cliente. Nos lo mandan, lo estimamos, lo entendemos y lo hacemos. En la primera versión el programador se esmera en hacerlo bien, bonito, limpio y claro. Es una maravilla, te sientes orgulloso del trabajo que has hecho.
Entonces, los Chenchos lo prueban y, mientras lo prueban, se les ocurren 170 detalles que antes no habian tenido en cuenta. Podrían contartelas todas a la vez, pero no. Las iran diciendo de una en una. Pasan semanas de corregir y parchear el programa hasta que es una masa informe de miles de lineas de código. No sabes porque sigue funcionando, pero lo hace. Eso sí, cualquier día deja de hacerlo y verás tú. No eres capaz de entender el funcionamiento pese a haberlo programado. O sea, una chapuza.
Luego te pedirán la documentación del programa urgentemente. No pueden esperar, es necesarisísisisisimo, y no se dan cuenta de los cientos de horas que te han hecho perder con absurdas pruebas y parches y modificaciones y... Lo quieren YA y tienes que hacerlo corriendo. Y es así siempre, señores. Y esto contandolo a grosso modo, que si os cuento la extendida no ibais a dormir esta noche.

Pero no os preocupéis por nosotros, tenemos un comité sindical que... bueno, del comité mejor hablo otro día que me he quedado sin insultos ingeniosos y me harían falta.

6 comentarios:

Leyre dijo...

Esto... tampoco es para tanto... la entrada de tu blog. La esperaba más... no sé, más.
Aunque bien mirado con esto es más que suficiente.

20R3Mun dijo...

La verdad es que no estoy muy contento con ella. La he ido escribiendo a ratos muy espaciados, rompiendo la continuidad. Cuando podía tenía que escribir muy rápido y...
Dejo la carnaza para la segunda parte.

Unai dijo...

Qué recuerdos xDD
Espero ansioso la segunda parte.

Noa dijo...

No sabes como te entiendo, menos mal que a mi me qdan 3 dias aqui...
Y de nada, es un placer leerte, me entretienes la maniana :)

20R3Mun dijo...

Pues nada hija, cuando hagamos la pringleblog quedada, te vienes y nos cuentas cosas de Italia ;) Que yo también te leo, ¿eh? Aunque debo confesar que, por falta de tiempo, no me lo he leido en profundidad. A ver si este fin de semana -que mi novia se va de vacaciones a Sicilia- me pongo al día.

greenfinc dijo...

me dan ganas de abrir mi blog para contar chismes de los sitios donde he currado,q aunque mi oficio sea muy diferente al tuyo hay cosas q son exactamente igual.
Que triste.