viernes, 1 de junio de 2007

Historia de los Pringle-Brown

Pronto hará un año desde que, estando David y yo en Tarabusi, lamentándonos por tener que estar metiendo horas extra desplazados a cliente mientras nuestros compañeros disfrutaban de jornada intensiva, comenzamos a bromear con lo pringaos que somos y los marrones que nos comemos. De tontería a tontería llegamos a inventar la palabra Pringlebrown con la que, además de pasar el rato, terminamos identificandonos nosotros y el resto de compañeros de la oficina. Poco sospechábamos de lo que hay tras esta curiosa palabra compuesta cuya definición tenéis en la barra derecha.

Pringle además de una deformación de pringao es un apellido relativamente frecuente. Y David, en un estupendo trabajo de investigación, con algun aporte de Master_dame_px-Ándres, ha conseguido los siguientes e inquietantes datos: existen/existieron personas apellidadas Pringle Brown. Nos vemos obligados a rendirles tributo.
En la foto del título tenéis a Ella Lorraine Pringle Brown Dutcher junto con su hermano o marido; se desconoce el dato. Si era el marido es el señor Brown, sino el señor Pringle. Podéis leer sobre ella, Ella... Dios que lio. Podéis leer en esta web donde una persona lleva la investigación de sus pringle-antepasados o "My pringle family".

No podemos dejar de mencionar a Herbert Pringle Brown senior, de Hustington en West Virginia. Si era senior supondré que hubo tambien un junior, aunque aquí no lo mencione. El amigo Herby estuvo en Alaska buscando oro en su juventud, pero volvió a Illinois donde se contrajo matrimonio (un matrimonio más brown que gris). Tuvo una vida relativamente normal hasta que murió. Por alguna razón en la web hay una foto del cementerio.

Siendo Pringlebrown un palabro que deriva de las condiciones de trabajo más o menos precarias, era imposible que no existiese una empresa Pringle-Brown. Pues la hay, la hay; y está registrada con diversas variaciones. Aunque mi favorita es, sin duda, W.B. Pringle Brown & Co. Yo me siento integrado en el & Co. Echad un ojo aquí.

Existen además varias ciudades estadounidenses que contienen "Pringle" en su nombre. A lo mejor voy algún día, puede que llevando con unos calcetines de marca Pringle y color marrón y un jersey Pringle marrón a juego. O tal vez uno hecho con lana Brown Sheep. ¿Existen las patatas Pringle's sabor marrón? Bueno, no se venderian muy bien, ya que a nadie le gusta comerse un marrón.

Ahora pulso enviar y... ¡Pringlebrown!

4 comentarios:

Hassel the Hoff dijo...

Proud to be a pringle!!!

DK / K dijo...

Quién lo diría!! El mundo es así, todos los días te da una sorpresa.

Unai dijo...

holaaaaaaaaaa, me llamo comadrejaaaaaa.
Todos nos sentimos orgullosos de ser PringleBrowns!

Anónimo dijo...

Jajajajaja, Unai Unai... k cebao
Escrito por persona anónima. Osease Touziño