viernes, 22 de junio de 2007

¿Por qué la Real está en Segunda y no el Athletic?

Porque no hace falta regalar dos entradas por socio para llenar el campo de fútbol; porque tienen una media de asistencia de 30.000 espectadores para una capacidad total de 40.000; porque tiene un campo de fútbol de primera y no un estadio municipal; porque hay lista de espera para hacerse socio; porque si paseas un domingo de partido por Algorta, Santurce, Derio, Portugalete, Durango... por sus calles verás banderas en las puertas de los bares, los balcones engalanados con sus colores, se respira fútbol, se vive fútbol, mientras que si paseas por Zarautz, Hondarribia, Irun, Errenteria... ¿Qué ves? Porque no hace falta aspirar a ser campeón para que la afición se vuelque; porque si proyectan hacer un estadio de fútbol nuevo lo hacen; porque no venden humo y proyectos faraónicos (Gipuzkoa Arena); porque ¿cuántos aficionados gipuzcoanos son del Athletic?; porque su afición no está continuamente pensando y comparándose con el equipo vecino; porque todos los equipos de la provincia le apoyan; porque lo llevan en la sangre; porque ya han convocado elecciones a la presidencia; porque no se permite que sus dirigentes salgan como si nada si se hacen las cosas mal; porque el presidente no abandona la nave cuando ya está hundida; porque no recuerdo cuándo la afición ha hecho noche a las puertas del estadio para conseguir entradas; porque aún quedarían mil motivos más por los que la Real está en Segunda y el Athletic, no.

Dirigida a aquellos supuestos seguidores realistas que todavía no se han dado cuenta de que la Real está en Segunda.
Carta de David Pérez Alonso de Irun publicada en Diario Vasco.

No tengo nada más que argumentar.

3 comentarios:

Leyre dijo...

¿Y la foto?
Mmmm.... pobrecita Real Sociedad...

Anónimo dijo...

Pues mila esker desde Donosti

"El vencedor tiene muchos amigos, el vencido los tiene buenos"

20R3Mun dijo...

No, gracias a vosotros por Zubiaurre, las cláusulas dobles, y tántas otras cosas que nos habéis ido haciendo.

Antes me daba pena cuando la real perdía, y me hubiera dado pena si hubierais descendido. Hermandad y eso. Pero, en apenas 24 años, me habéis hartado tanto que...

"El tiempo pone a cada uno en su sitio"