jueves, 22 de mayo de 2008

Mariano María-no.

Al conocido humorista Mariano Mariano le han salido unos competidores que, además, le han robado nombre artístico. Y es que San Gil y Rajoy, con su rollo Pimpinela han animado el patio político.

En el último capítulo, María San Gil anuncia que deja la prasidencia del Pepé en el pais vasco, así como su puesto parlamentario. De esto me alegro porque, sinceramente, esta tía es un bicho. Mala mala. Sólo diré que existe una estrecha relación entre Chuck Norris y San Gil: La única cosa en el mundo que puede recortar la barba de Chuck Norris es la mala baba de la ex-presidenta del PP vasco, y es lo que utiliza para afeitarse. Puro ácido.

No sé si alguien se ha tragado que doña María tenga una crisis de fé y lo esté dejando por motivos ideológicos. Unos cojones. Lo que pasa es que Rajoy es demasiado blandito -tiene huevos, con lo fachorro que es- para el sector más reaccionario del Pepé, que está patrocinado por medios como El inMundo y la COPEste. Creo que este sector quiere cepillarse a Rajoy de dos posibles maneras: 1) creando un cisma interno y que una mayoría de afiliados, compromisarios o lo que cojones usen mande a Marianico a tomar por culo, o que haya un descalabro en el número de votos en las próximas elecciones autonómicas y así culpar a Rajoy, y que se tenga que ir con las orejas gachas. Y se han valido del poder como símbolo de la tía esta que ya he mencionado demasiadas veces -si dices su nombre 12 veces frente a un espejo se aparece y te llama ETA-Batasuno-.

A mi me está resultando realmente entretenido ver estos berrinches de instituto que llevan un tiempo sucediendo en este partido. Las escapadas de Zaplana y Acebes "hasidolaeta" y eso. Que si eso son los políticos "de nivel" del PP... ¡que risa!

Anyway, espero que se monte un cristo de cojones en el seno -teta, para los que no lo entiendan- del PP y caigan sus votos. O que al menos tiendan un poco al centro y se deshagan, de una vez por todas, de esa herencia de la derechona franquista que lastra la política desde la transición. Mira que son antiguos que a estas alturas del siglo XXI siguen con estúpidas intrigas palaciegas. O que se vayan a tomar por culo todos, que menudo coñazo dan.

Y a ver si nos dejan en paz a los nacionalistas.

1 comentario:

Lry dijo...

Pues sí, a ver si se cisman o se descalabran o lo que sea y nos dejan tranquilos.
María-María-María... ¿eso no se decía para espantar a las abejas o avispas? Algún trasfondo tendrá, seguramente. Yo lo decía por inercia mientras huía despavorida XD