miércoles, 13 de febrero de 2008

Esto no es una mierda, ¿o sí?

Sí, nenas... ¡crítica televisiva!
Es posible que no todos conozcáis este estupendo programa -Esto no es serio, ¿o sí?-, ya sea porque a esa hora no estáis en casa, sólo os entretenéis con el interné/porno, vivís fuera del mundo civilizado, en algún lugar donde no se ve ETB, u os habéis podido librar. ¡Qué suerte tenéis hijos de puta! yo... sufro.

Para poneros en situación: Este programa es similar en formato base al popular y divertido Vaya semanita. Vamos, que es un grupo reducido de actores y cada uno de ellos representa un grupo de personajes establecidos en pequeños sketch, normalmente sobre cosas costumbristas y típicas de nuestro país. La diferencia más significativa entre ambos programas es la gracia: uno tiene y el otro no.
No sólo no hace ninguna gracia el jodido programa este. A mi me llega a poner hasta de mala hostia.Es tan horrible que no sé ni por dónde empezar a criticarlos. Joder, ¡son el sueño de Risto Mejide! ¡Todo es criticable!

Los actores: En este espacio televisivo cohabitan dos tipos de actores: Los malos y los absolutamente nefastos. Destacaré de entre ellos a dos especímenes que considero los más representativos de ambos grupos. Un chico joven pero canoso, alto, delgado y desgarbado es, sin duda, el peor de los actores del programa. Menos expresivo que un caltecín sudado, voz desagradable y una locuacidad digna de una patata.
La única que podría salvarse es una chica mona, morenita, dientes blancos... ésta moza podría salvarse si se dedicase, exclusivamente, a hacer anuncios de champú, desodorante, cereales con fibra, yogures bajos en calorías, Corporación Dermoestética,... vamos, que cuanto más carne enseñe y menos hable, mejor.
Luego tenemos al viejo gordinflón, el gangoso, la fea, la fea que habla demasiado rápido y sin interpretar, el guaperas cara de bobo, el enano chillón,... y no, no son personajes. Son los actores.

Guionista: Sí, lo digo en singular. No me puedo creer que haya un equipo completo haciendo sketchs tan horribles. Qué guiones más malos... El recurso que más utilizan -explotan, debería decir- es el de las comparaciones "humorísticas". Vamos, que en cada gag dicen, al menos tres veces, chistes como "tiene más pelo que el Doctor Zaius", ó "Estás más aguado que el Txakolí de Arzak", y ese tipo de chorradas. Me niego a creer que tal tontería haga reir a personas con un sentido del humor más maduro que el de un niño de tres años no especialmente despierto.

Es pensar que pago esa mierda con mis impuestos y me enciendo más que el edificio Windsor -¿véis? yo también sé hacerlo y sigue sin tener ni puta gracia-. Mira que lo veo veces, ¿eh? Debe ser que soy masoquista o gilipollas. Y ni una puta sonrisa me hacen sacar. ¡Coño! ¡Si hasta las matrimoniadas de TeleCirco tienen más gracia!

1 comentario:

zzzz dijo...

Pues la verdad es que no lo he visto más que alguna vez de pasada haciendo zapping, pero como me parecía bastante malo no le he dado más oportunidad.
Después de leer tu opinión, corroboro lo que a mi me había parecido en un principio, que es una kk.