viernes, 25 de abril de 2008

Esos hijos de puta con los que compartimos las carreteras (I).

Quiero comenzar hoy con una serie que, tal y como está el tráfico en estos tiempos, es posible que se vuelva asidua. O no, depende de si me da la gana, como siempre.
En este primer capítulo hablaré de esos descerebrados al volante que ignoran el uso de los pilotos luminosos de sus vehículos. O pasan de usarlos, que es peor.

Las lucecitas más maltratadas son, sin lugar a dudas, los intermitentes. Cuántas veces os ha pasado ver un coche a vuestro lado que, aparentemente va a seguir por su camino. Pero de repente y sin previo aviso se incorpora a vuestro carril, justo delante vuestro. ¡Y pone el intermitente cuando ya ha empezado la maniobra!
O cuando estás en una glorieta, tratando de meterte para proseguir la marcha y un coche, al que tú respetas por tener él preferencia, se sale sin señalizar, dejándote con un palmo de narices.

A ver, tontos del nabo. Los intermitentes no son para decir "estoy girando, cómo molo", sino para decir "voy a girar, ten cuidado y, si puedes cédeme el paso". ¿Es tan dificil de comprender, gilipollas?
El simple hecho de señalizar estas maniobras correctamente haría más sencillo la conducción de todos, pero a estos retards no se les puede hacer entender la función de las luces.
Y peores aún son los que no señalizan en absoluto. ¿Para qué, si yo ya se por dónde voy? parecen pensar estos infraseres.

¿Y qué me decis de esos entrañables bastardillos que van con antinieblas sin que haya niebla? ¡incluso con lluvia! Esque es de divertido cegar a los demás conductores... y el coche queda tan molón con todos esos faros encendidos...
A ver, mamones. Las antinieblas delanteras ciegan a los conductores que os vienen de frente, y las traseras al que viene detrás. ¡Las delanteras se reflejan en el suelo y te dejan pistojo! ¡Las traseras te dan en los ojos directamente!
Y cuando preguntas las razones te dicen que, así ellos ven mejor, es más molón o ¡no saben quitarlas! ¡¿Pero cómo se puede ser tan subnormal y sacarse el carnet?! ¡¿Pero de dónde coño sale tanto imbécil?!

Para todos ellos... ¡¡¡Hijos de puta!!!

Es cierto, las carreteras crispan... hasta que me compre una apisonadora.

1 comentario:

Leire dijo...

Mi profesora de autoescuela decía que a algunos parece que los intermitentes les consumen gasolina, porque si no es inexplicable.

Que no cuesta nada!!!

Yo uso los intermitentes aunque vaya sola por la carretera. A veces incluso marco de más ( Véase curva sin ningún tipo de cruce o salida ) Pero esto sólo me ha pasado alguna vez XD