miércoles, 31 de octubre de 2007

Me estoy haciendo viejo.

Me he dado cuenta de ello esta mañana. Aunque hace tiempo que me sorprendo de algunas cosas. Como cuando alguien te habla de una persona del pueblo y te dice "el hijo de tal se ha comprado un coche" y tú te sorprendes preguntando "¿Pero cuántos años tiene?", como si el tiempo se hubiese detenido y tu tuvieras 18 años y ellos fueran crios de 12.
A mí me ha ocurrido reciéntemente con un chico de Mundaka que ha tenido un accidente. Me parecía inverosimil que ya tuviera 19 años; yo le recuerdo como un crio, ése es el recuerdo que mi mente conserva.
Pero el tiempo ha pasado, amigos. Ya tengo un cuarto de siglo, que no está muy cerca de la jubilación, pero si vas a los bares que ibas hace años te empiezan a mirar raro. Es posible, incluso, que alguno de esos imberbes adolescentes se dirija a tí como "señor". ¡Ay!, que vida esta.
Pero no acaba ahí la cosa, no. En el coche, cada vez escucho más la radio, las tertulias políticas y crónicas sociales, como un hombre de mediana edad cualquiera... y cada vez escucho menos música. Aunque tal vez esto esté relacionado con el hecho de que mi equipo de car-audio no lea los CDs bien y me escupa el 95% de ellos...

Pero bueno, como estoy al borde de la senectud y cerca del ocaso de mi vida, os haré una confesión: He escrito esta pequeña crónica nostálgica como sustituta de la entrada que tenía preparada para hoy; ayer estaba creativo y escribí dos entradas en lugar de una; la que leisteis y otra. Tengo por política no publicar más de una entrada por día, así que opté por reservarla para hoy. Bueno, el caso es que trataba sobre los puntos estrella y el Club Nintendo y, cuando iba a publicarla, resulta que el sitio web del citado club muestra una página de "en construcción" diciendo que "Han cerrado la comunidad". A la incertidumbre de no saber que ha pasado con los miles de puntos estrella que tenía acumulados se une que me han jodido la entrada de hoy y he tenido que improvisar ésta.
Si algún día vuelven a poner la comunidad en funcionamiento publicaré la entrada; mientras tanto se quedará acumulando polvo en los anaqueles de mi Blogger.

P.S.: Me conservo que da gloria verme, ¿eh?
P.P.S.: ¡Joder que día! Parece ser que la página ya está activa, así que publicaré la entrada... mañana. Si me da tiempo.

3 comentarios:

Leire dijo...

Yo creo que me estoy haciendo vieja a pasos agigantados!!!
Pero es que siempre he sido un poco vieja, y cada vez menos joven.
Mi espíritu joven anda un poco dormido últimamente, con tanto achaque...

Hoy he descubierto que soy un olmo que da peras, mira tú que cosas ;-)

A2 dijo...

Tu viejo? jajajajaja, si ya estamos así, te junto con un amigo que hace hoy 30 y andaba medio deprimido por ello.
No quiero deciros como estaréis entonces cuando tengáis 70, jajajajaja

David dijo...

Ya, yo también me puse muy melancólico el otro dia cuando abrí un cajón olvidado de una de las habitaciones y encontre mis juegos de nintendo y game gear con el que había pasado tan buenos momentos de mi infancia...

Ains... aquellos veranos jugando al Mario 3...
Aquellos viajes al Toys Rus con mi aita para coger aquel ticket amarillo con el precio de aquellos juegos de game gear que se estaban quedando descatalogados...
Snif snif...