martes, 30 de octubre de 2007

C.S.I.: Amoroto.

Os voy a hablar hoy de una serie nueva -ejem, ejem- que se ha estrenado en un canal abierto. Voy a hacer unos pequeños comenarios que, seguro, nadie ha hecho todavia. Porque soy así de original y yo lo valgo.
La serie en cuestión se llama C.S.I. (Crime Scene Investigation) y, pese a que en un principio solamente se desarrollara en Las Vegas, surgieron dos curiosos spin offs que trasladaban la acción a otras dos grandes ciudades estadounidenses. Pero ese traslado, no solo hacia cambiar la ambientación en los protagonistas. Cada uno de los spin offs sufrió unas mutaciones que la diferencian por completo de su antecesor. Comentaré los aspectos que me dé la gana de cada una de ellas.

C.S.I: Las Vegas: La madre del cordero. Esta serie supuso una revolución en el mundo de las series televisivas. No sólo una revolución, sino un potente empujón que ha permitido que la producción de series esté a plena máquina y nos haya dado muchas horas de diversión. Y no sólo estadounidenses; también ha ayudado a que se produzcan más series estatales -aunque la mayoría me parecen mierda pura-.
Supuso una revolución, decia, no sólo por su enfoque -científico-ficticio al 80%-20%, algo gore- sino, también, por los planos, animaciones,...
Me parece una serie genial, aunque en sus últimas temporadas y en mi opinión, se han centrado excesivamente en los rollos sentimentaloides sobre las relaciones personales de los protas.
¿Quién iba a pensar que una serie policiaca sobre forenses -especialmente si el protagonista es un entomologo friki sin capacidades sociales- ambientada en la ciudad del vicio iba a tener éxito? Pues el puto Bruckheimer, que tiene una vista...


C.S.I. Miami: Cogieron un acabado elegante -pese a las visceras y a las bailarinas exóticas- y lo convirtieron en el equivalente serial a una película de acción de los 90. Con un extraño protagonista que pone extrañas posturitas mientras suelta enigmáticas frases y lucha por la justicia mientras intenta arreglar el turbio pasado de su hermano-poli corrupto-drogadicto. Además, es capaz de desactivar una bomba, viajar a Brasil para cargarse a uno por motivos personales o disparar con un rifle de francotirador para hacer estallar un camión cargado de explosivos que se dirige a una central nuclear para cometer un ataque terrorista... Al más puro estilo McBain, vamos.
Una adaptación tan evidente y siliconada como Miami, vamos. Aunque lo cierto es que se rueda en Florida...

C.S.I.: New York: Es la que peores resultados de audiencias cosecha, pero mi favorita personal. Oscura, macabra, con unos deliciosos toques gore... aunque a veces peque de patriotera con cosas del 11s, me resulta tremendamente divertida. Tiene cierto aire a Seven, El coleccionista de huesos, y ese tipo de películas.
Desgraciadamente, hay grandes escalones entre los capítulos. Hay muchos que son tremendamente sangriendos y divertidos, pero otros tantos -si no más- son mortalmente aburridos -y luego ellos mismos te hacen la autopsia-. El protagonista es Mac Taylor; un ex-marine más chulo que Satanás que perdió a su mujer en las torres gemelas interpretado por el inmenso Gary Sinese.


Como buena fórmula de éxito, le han salido competidoras que, siendo benevolentes, podríamos calificar de homenaje. Como no soy benevolente, yo las llamaré copiaschinasguarrasdemercadilloenuvehachese. Me viene a la mente la serie Navy CIS. ¡¿CIS?! Coño, es que ni disimulan... También citaré la española R.I.S. Científica, aunque merece una entrada aparte: El título es tan malo que produce risa, no he soportado verla más de un minuto y medio y la protagoniza el cagón de los bífidus, José Coronado, al que no soporto. Patético intento.

Curiosidad: Todos los opening themes son the la banda británica The Who.

2 comentarios:

Leire dijo...

Creo que es una de las mejores entradas que has tenido últimamente. Si es que cuando te pones a criticar es cuando mejor te sale ;-)

Master_dame_px dijo...

A raiz del exito de CSI el la serie El Comisario la forense ha pasado a tener un papel estelar y incluso un laboratorio dentro del decorado. Y algo parecido y mas macabro es BONES una seríe que quitando el rollo sentimentaloide y tension sexual entre protas es bastante buena.