miércoles, 1 de julio de 2009

Que me quiten lo viajado.

Como suelen decir por ahí, supongo que el viaje de mi vida es el que está por venir. O tal vez el viaje de mi vida sea ésta, en su conjunto, cuando toque a su fin.
Pero bueno, creo que lo que el promotor de esta entrada -Viajes Barceló, de la mano de Bloguzz- requiere es que hable sobre mi mejor viaje hasta el momento. Pues debo decir que el actual, el inspirado por motivos personales, mi hinchazón de huevos y Hermann Keyserling. Entre otros motivos por considerarlo, junto con mi estancia en Suecia tal vez, auténticos viajes en lugar de turisteo. Claro que no desmerezco éste. De hecho escribo esta entrada en un Saloon del oeste en Frontierland, en el Disneyland de Anaheim. Turisteo a tope.

Lo que yo entiendo por viajar requiere más tiempo que la semana o quincena habitual. Tiempo para mezclarse con los lugareños, pararse y observar, reflexionar... En resumen, compartir los devenires de los nativos e interacuar. Y eso es lo que estoy ha ciendo, con la impagable ayuda de la más dulce Sanfrancisqueña y su inigualable familia.

El domingo día 21, sin ir mas lejos, me encontraba en una casa en el campo, en Stockton, cogiendo las más gordas, dulces y jugosas cerezas que os podáis imaginar, directamente del árbol, a escasos metros de la casa, con otros dos hombres. Y mientras nosotros charlábamos agradablemente, llevando tantos frutos al cesto como a nuestros buches, adentro se cocinaban delicias porcinas en la barbacoa.

Y al día siguiente, y con un Dodge Avenger de alquiler, condujimos por la Interestatal 5 hacia el sur. Por cierto, pasar junto a LA resultó un tedioso infierno. Pero llegamos a Anaheim, al primer Disneyland del mundo, creado por la imaginación y capricho de Walt, que incluso tenía un apartamento en Main Street. Y, sí, es un lugar artificial, capitalista, caro y tal, pero jodidamente divertido, limpio y feliz. Y lo estoy -estamos- pasando como un enano.

Mi vida en San Francisco, por otro lado, es la de un ocioso lugareño. Paseos por Wharf area, degustar comidas, bebidas y vidas, buscar sitios especiales sobre los que bloguear y fotografiarlos...
Todas las mañanas bajamos a una cafetería, en The Cannery, a cafeinarnos y planear el día. Tal vez ir a ver el Outdoor Exploratorium en Fort Mason, ir a la biblioteca o a alguna de las magníficas librerías de la ciudad, ir al comodísimo aunque caro cine de Bloomingdales... ¡o a cualquier otro!
El Sunset Disctrict, en el oeste, es una de las mayores zonas residenciales. Es un lugar tranquilo y que no muchos turistas visitan, aparte de los sitios clave. Pero es una maravilla con centenares de establecimientos donde comer, comprar cualquier cosa... y todo regentado por personas de las más diversas nacionalidades. Joder, en la misma calle puedes oir hablar chino, farsi, japonés, español, inglés, ruso... y comer comida de todos esos sitios, y visitar Green Apple Bookstore...
Casi todas las noches, para volver a casa desde el centro, Downtown, cogemos el trolebús 45, que nos trae hasta Leavenworth en Russian Hill, pasando por Chinatown, y la zona italiana. A veces paramos por ahí para ir a City Lights bookstore o cenar en alguno de los innumberables y baratísimos lugares -si se sabe escapar del turisteo, una vez más-. Si salgo a la calle veo Coit Tower en todo su esplendor, y sólo tengo que caminar dos manzanas para ver la tortuosa Lombard Street. Ni os imagináis la de fotos que hemos chafado bajando por esa calle, ¡pero la cantidad de turistas es ridícula!
Desde la calle Green o desde Hyde, uno puede disfrutar de impresionantes vistas de Alcatraz y la bahía, ver pasar los populares y preciosos tranvías. De hecho, estoy a un paseo del Cable Car Museum, que es gratuito y una visita magnífica.


Ya no estamos en Disneyland, sino de vuelta en San Francisco. El viaje de vuelta fué bastante agradable, hacia el norte por la misma I5, 300 y pico millas. La verdad es que conducir por los Estados Unidos es bien fácil. Y ayer, tras entregar el coche en la agencia de alquiler, fuimos una vez más al centro para ver... ¡el desfile del orgullo gay! Sé que hay importantísimos desfiles en casi todas las grandes ciudades, sí, pero en San Francisco, con una de las más grandes comunidades homo-bi-trans del mundo, es algo especial. Y, joder, fué hasta emocionante ver tanta liertad, tanta alegría, sin que a nadie le importase la tendencia sexual o desnudez del vecino.

Ahora ando mirando coches usados y subastas de bienes confiscados, porque me quiero hacer con uno. ¿Acaso la esencia de los viajes por USA no son los road trips? Quiero visitar Boise, Las Vegas, el Grán Cañón... ¿Veis? Otra vez. Todo está por llegar.

Un video de nosotros entrando en San Francisco con el coche:


¿Qué más puedo decir? Estoy viajando, estoy viviendo y estoy feliz. Y que me quiten lo viajado.

5 comentarios:

zzzz dijo...

que bueno el video!!!
he visto una limusina blanca!! :D

te evidiamos... has sabido marcharte justo a tiempo, antes de que llegara la exclavitud, mas si cabe, sobre nosotros...

disfrutar de la jornada intensiva, o disfrutar de un fin de semana de dos dias y medio a pasado a la historia.... que daño a hecho la 'crisis'....

jeje

Lery dijo...

Me alegro enormemente de que seas feliz y estés disfrutando de cada momento de tu gran viaje, lo necesitabas :)

¡Y lo que te queda aún!!!!

P.D.Como dice Z... no sabes lo bien que hiciste al escapar de este infierno donde nos vamos quemando cada día un poco más...

P.D.2 Saludos a tu sanfrancisqueña particular!!! ;)

Lery dijo...

Por cierto, chulísimo el vídeo, y la canción aún más ;)

20R3Mun dijo...

Lo que pasa es que todo ese trabajo extra que tenéis ahora es el que hacía yo :P

Master_Dame_PX dijo...

Ehh tio!!... esta tarde nos hemos jugado un puesto en el podium del campeonato de futbol 7... formado por mas externos y gente de fuera de cromion que por gente de cromion... y hemos ganado la final de consolacion, con emocion y gol en el ultimo minuto para despues sufrir en los penalties y ganar... ahora tengo una chapa de bronce que atestigua el esfuerzo. Lo mejor... el lunch de despues con heineken, cocacolas, tortillas variadas, embutidos (muy bueno el lomo) y queso... para el año que viene nos vamos al lunch y pasamos de todo... ;-P

te podia escribir un correo contandotelo pero asi abro un miniblog dentro de tu bloggg.. jajaja

vas a ir al funeral de Jackson?? para los de alli tiene que haber sido un palo gordo, no?

yo te envidio, desde mi puesto en seguros axa. donde no estoy nada quemado y tranquilito... :-)

lo dicho... que gracias a ti puedo evadirme, viajar un poquito y conocer cosas nuevas.

cuidate...

P.D.: quizas esteis tan quemados porque ya no queda gente que pringue y solo quedais vosotros para pringar con todo...