lunes, 29 de junio de 2009

Green Apple Bookstore.

Me gusta leer guías de viaje; es una de mis aficiones. No sólo para conocer los sitios de visia recomendada, y posiblemente obligada, de mis destinos vacacionales, y así apovechar mejor el tiempo; me apasiona conocer su historia, su leitmotiv, la razón de su existencia... en resumen, para empaparme bien, para que la experiencia sea aún más enriquecedora.,

Pero las guías más típicas, comerciales, suelen ofrecer información muy similar y, admitámoslo, la base de las mismas suele ser idéntica. Si cogemos dos gúias diferentes de un mismo lugar, una vez traspasadas las capas superficiales -como pueden ser fotografías, estilo...- lo que resta, la esencia, es exactamente lo mismo.
Miles de personas visitando los mismos lugares por los mismos motivos, haciendo las mismas fotos... ¿No es un poco clónico?
Yo suelo intentar alejarme del rollo más mainstream, perderme o dejarme llevar, y descubrir fascinantes sitios, personas o comercios diferentes, que hagan de mi viaje una experiencia única e irrepetible. Por eso mis guías favoritas suelen ser las menos comerciales, las "raritas", las que hablan de cosas infrecuentes, prohibidas, misteriosas... También son las más dificiles de encontrar.

San Francisco es una ciudad jodidamente literaria. Escritores como Dashiell Hammett, Jack Kerouac, Robert Frost, Jack London y sus inmortables obras lo prueban. Y vaya si se nota, amigos.
En todas las guías de esta ciudad que ojeéis mencionarán indefectiblemente una -y sólo una- librería: City Lights Bookstore. Podríamos decir que esta librería y su dueño, el señor Lawrence Ferlingetti, junto con sus muchos amigos de aquellos tiempos -los años 50- fueron el epicentro del llamado movimiento Beat: jóvenes contestatarios y antisistema, sexo, alcohol y drogas; los claros precursores de los Hippies y, al menos para mí, más auténticos y salvajes. Y la librería aún sigue siendo contestataria y, si no del todo antisistema, sí alternativista.
No me entendáis mal, me encanta City Lights Bookstore. La he visitado múltiples veces, he pasado largos ratos perdido entre sus libros y he comprado varios -alguno publicado por ellos mismos-. Pero ya hay mucho escrito sobre el ello, de gente que escribe mucho mejor que yo, con más datos y tal. Y miles de turistas lo visitan cada año.
Hoy vengo a hablaros de otra librería de esta ciudad que me gusta incluso más.

Green Apple Bookstore
está situada en la avenida Clement, en el distrito de Sunset. Mirando desde fuera no se observa nada que la diferenia en exceso de otras librerías de viejo -que son cada vez menos-, con carritos de libros atestados, precios irrisorios, de saldo, atestando la fachada.
Pero si entráis, descubriréis un sitio cojonudisísimo: una impresionante cantidad de altas estanterías atestadas de libros -nuevos y usados-, divididas entre la planta principal y los varios anexos, pisos y locales adyacentes que han ido adquiriendo y uniendo mediante el derribo de tabiques o adición de escaleras, cada uno de ellos bautizado con el nombre de un tipo de manzana -Red Delicious, Granny Smith, etc-.
A primera vista puede parecer una distribución extremadamente caótica, con todos esos pasillos entre estanterías y libros, en diversas estancias y alturas, que dan la impresión de que encontrar un ejemplar en concreto debe de resultar imposible en ese antro de libreros locos. Pero entonces los ojos topan con las decenas de carteles rebosantes de humor y precisas indicaciones que nos dirigiran dónde deseemos. Además, es fácil hacerse con un plano de la tienda; están distribuidos por todas partes.
El lugar derrocha creatividad y amor a los libros por los cuatro costados. Su rollo bohemio y underground, con esa curiosa distribución casi tridimensional, nada cuadriculada... es una delicia. Y bastante parecida a la de City Lights, aunque más alegre y actual.

El catálogo del que disponen es ridículamente inmenso. Yo he sido capáz de encontrar una extraña guía de viaje que llevaba mucho tiempo buscando infructuosamente. Es una guía de lugares escabrosos, sombrios y terroríficos. ¡Ellos tenían dos copias a $8! Además, encontré otro libro del estilo que no conocía: una guía de viaje sobre lugares de alto secreto del gobierno y amiguitos... ¿alguien ha dicho Area 51?
Las temáticas que se tocan son de lo más variadas, también. Desde la teoría socialista hasta los juegos de mesa más tradicionales o modernos, pasando por la filosofía, cocina del mundo...

Id.

2 comentarios:

a2metal dijo...

Que envidia me está dando tu estancia allí, salvo la visita a ese reino de terror conocido como Disneyland.

Una pena que te vuelvas para aquí tan pronto, por que sino Naiara y yo íbamos a hacerte una visita, que viajar contigo tiene que ser una cosa fuera de lo habitual.

Cuando vuelvas me tienes que dejar alguna de esas guías que comentas, la que más aconsejes, que quiero ampliar el abanico de lecturas, y esa nunca se me había ocurrido

Lery dijo...

¡Yo quiero ir a esa librería!!!! ¡Me encanta!!! Jo... quiero quiero quiero... Es un paraíso de libros :D