martes, 20 de noviembre de 2007

Principado de Sealand.

Hablando con mis compañeros Pringlebrowns durante la hora de comer, me he dado cuenta de lo poco que se conoce, a nivel de calle, sobre este gran aunque pequeño país.
Según la Wikipedia, Sealand es una micronación; que viene a ser un estado autodeclarado pero no reconocido. Su territorio se encuentra a 10 kilómetros de Suffolk, inglaterra y está constituido por una plataforma marina que fué utilizada por la Royal Navy durante la segunda guerra mundial y 12 millas de aguas territoriales.
La plataforma, pese a que fué utilizada por la marina británica, se encuentra fuera de las aguas territoriales inglesas y Paddy Roy Bates un radiopirata británico reclamó la soberanía del Sealand mediante la técnica de "el primero que llegue, pa' él". En realidad peleó con otros radiopiratas y reclamó la soberanía en base a su propia interpretación del derecho internacional. Y fué una idea cojonuda, porque ahí sigue, el campeón. Bueno, ahí sigue... después de haber pasado por golpes de estado, mini-guerras civiles, reconquistas increíbles, un aparatoso incendio, polémicas, ... Recomiendo encarecidamente leer la historia de Sealand, tanto en la Wikipedia, como en su página gubernamental (o lo que sea). O en alguna de las dedicadas a ese hermoso pais...

Poseen su propia moneda, el Sealander Dollar, y sus propios sellos. Aunque su mayor valor es el friki-coleccionista, evidéntemente. Si pido que me paguen el sueldo en dólares sealandianos, ¿lo harán?

Tanto en la citada página de Sealand, como en esta otra, se pueden adquirir curiosos souvenirs, recuerdos o artículos diversos para ayudar a sufragar el mantenimiento de la isla, ya que en impuestos no ganan mucho. Lo que más me ha llamado la atención es el título oficial de Lord/Lady de Sealand. 19.99 libras esterlinas -para esto sí le gusta lo británico al pájaro- el título y la segunda unidad de regalo. Me han dado ganas de comprármelo y todo... ¡¡¡Y es mucho menos de Cento Euro!!!

Reciéntemente, Sealand fué noticia debido a que se puso en venta por la nada desdeñable cantidad de 750 millones de Euros. En una inmobiliaria de Motril, por cierto. El principal interesado en la adquisición fué el tracker, portal, partido, grupo, loquesea sueco The Pirate Bay. Creo que llegaron a regalar la nacionalidad a todo el que invirtiera más de 100€ en el proyecto. No funcionó, una pena.

El de Sealand es, sin duda, un caso peculiar; ¡pero no único! Aquí tenéis unos links que me ha pasado Master_dame_px con otros lugares singulares que me están entrando ganas de visitar. ¿Cómo de dificil será conseguir un visado? Anda que no molaría...

The international council of Independent States.
El Proyecto Atlantis para construir en aguas internacionales una ciudad flotante.
Otros.

P.S. Seguro que el príncipe Harry preferiría pertenecer a la familia real Sealandesa que a la suya propia. Así no tendría que respetar estúpidas leyes y podría esnifar vodka, naftalina o queroseno.

5 comentarios:

Jokin dijo...

¿750 kilos?

Pfff... calderilla. ¿Qué, lo compramos a medias?
Venga, adelanto yo el dinero y luego hacemos cuentas.

Si por pasta va a ser...

20R3Mun dijo...

No me cabe el arco de San Mamés, que sino...

Noa dijo...

Joe... parece un lugar de mentira :D habra que ir a visitarlo

20R3Mun dijo...

El año pasado ponian un brazalete de papel. Personalmente, prefiero el sello.

Lery dijo...

Pues amí me has dado una idea estupenda para regalar estas Navidades!!!
Ya tenemos dos candidatos para Lord y Lady de Sealand :-D A no ser que prefieran ser Barón y Baronesa, claro.
;-)