viernes, 16 de noviembre de 2007

El curioso incidente del testigo de reserva en el coche.

Es un curioso fenómeno que viene sucediendo de un tiempo a esta parte. Ese testigo que antes apenas veía se está empezando a mostrar, descarado, ante mí con pasmosa asiduidad.
Es que ahora, con el mismo importe en combustible, recorro muchos menos kilómetros, y eso se nota, amigos y amigas.
Si antes, con echar 20€ de gasoil el domingo, podía aguantar tranquilamente hasta el viernes, y con dos rayitas de margen, ahora, con los mismos 20€, a duras penas termino el jueves en reserva. O como hoy, el viernes a primerísima hora se enciende mi amigo naranja.
Ese piloto luminoso es el recordatorio perenne de que todo sube salvo lo salarios. Al menos el mío, no se los vuestros.

Me gustaría decir que lo del gasoil es algo inaudito, pero es falso. Desgraciadamente, es frecuente, e incluso aceptado, el hecho de que suba, imparable. Recuerdo que antes de irme a Suecia, con los 20€ de rigor adquiría unos 27 litros. Hoy no llegan a 20. 3 años. 8 litros menos.

Y si existen subvenciones para el combustible profesional de granjeros, marinos y camioneros... ¿por qué para nosotros no? Yo utilizo el 75% del combustible para desplazarme a la oficina y producir riqueza, de la que gran parte se va en impuestos. ¿No puedo solicitar una subvención para ese combustible? A veces tengo la sensación de que dan ayudas a todos menos a mí, ¡coño!.

Y sube el pan, la leche, los huevos -que además se hinchan-, el gasoil, luz, gas, agua... Yo sigo por debajo de los 1000€ mensuales. El Bribón-Borbón cobra más en un día que yo en un año; más en un año que yo en toda la vida.

Puta mierda...

P.S. Hoy inauguración de la casa de Z. ¡Estáis todos invitados!

1 comentario:

greenfinc dijo...

donde hay que apuntarse para que le suban auno el salario? pq cada vez veo mas lejos los 1000€ esos de los que hablan