domingo, 9 de agosto de 2009

Día internacional de decir "mi jefe es un hijoputa".

Estaba yo en el retrete, pensando y reflexionando que bien es sabido es un lugar propicio para tales menesteres... y para cagar también, claro. Estaba yo pues, en el retrete, haciendo multitarea, y recordando los 3 años enclaustrado en la oficina, deseando cambiar algo en mi vida para mejorar y pensando en mis pobres compañeros y amigos, que allí siguen sufriendo lo que no está escrito cuando se me ha ocurrido una idea: mañana, lunes 10 de agosto, todos vosotros tenéis que escribir "mi jefe es un hijoputa" como terapia en algún sitio; foros, el mesenyé, el twitter, feisbú, tuentí o su puta madre. Claro que si en vez de ponerlo en esos sitios lo hacéis en: a) comentando esta entrada o b) en la puerta del coche del jefe, os hará sentir mucho mejor, más atractivos y... yo que sé.
A que no hay cojones de difundir la palabra y participar.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y l@s que no tenemos jefe?

Anónimo dijo...

Pues por los futuros jefes que tendrás...que probablemente sean unos hijoputas también!

Master_Dame_PX dijo...

EEEHHH!!!!... Tio que esta semana me quedo yo solo como responsable de la plataforma tecnologica, no tengo jefe, es más por primera vez puedo decirlo "YO SOY EL JEFE"...
asi que como decian en South Park "SOY UN HIJOPUTA".. ;-D

Anónimo dijo...

Dado el lugar en el que se te ocurrió la idea pues como desahogo no está mal pero sinceramente no tengo muy claro que el hijoputismo vaya relacionado con el cargo, otra cosa es que tengamos un problema de aceptación de la autoridad o que se haya tenido mala suerte en la vida.

Lery dijo...

Hala, qué de comentarios anónimos de repente...

Yo soy fan del grupo "Hasta las narices de mi jefe" en el feisbuc XD. Como terapia no está mal tampoco, y a veces hasta sortean cosas jajajaja.

Hoy me da igual todo, porque en poco más de tres horas estoy de vacaciones, así que no me pillas muy motivada para despotricar ;)

20R3Mun dijo...

Exacto, querido amigo anónimo: es un problema de aceeptación de autoridad; cuando a alguien le dan autoridad y la acepta, en la gran mayoría de los casos se vuelve gilipollas e hijoputa. Con honrosísimas excepciones, dicho sea.

Anónimo dijo...

Menos mal que ha quedado abierto el asunto con las honrosísimas excepciones para que algunos jefes nos salvemos...:-) Take it easy.

Zuviëh dijo...

Llego tarde. xDDD

Lery dijo...

¡Manifiéstate!
Que no cuentas nada...

Anónimo dijo...

Mi comentario es "Anónimo" porque al conectarme vía móvil no me deja poner mi Nick.
Espero no volver a tener jefe nunca mas, jejeje. Y no, no soy autónoma si no ama de casa.
Ciertamente esto está muy parado, ¿aún no te has recuperado de la gastritis?
Cuidate.
Besos:

Mrs Vader

Un alicate que se sentaba detras tuyo dijo...

Con retraso pero lo dire, mi jefe es un hijo de puta, po po pouuu yeaaa