jueves, 2 de abril de 2009

Dump en microondas

IMPORTANTE: Para todos aquellos lectores que sean al mismo tiempo compañeros de trabajo: hemos hecho un acuerdo para que esto no se sepa entre los malos, así que no me seais bocachanclas y cuidad lo que decís en la oficina, ¿estamos?

Ya he comentado alguna vez la pocilga en la que nos vemos obligados a comer en la empresa, Cromañon. Pero bueno, como tengo que rellenar esto de alguna manera, hare un somero resumen; algo así como un "Priviusli, in Pringlebrowns...".

Bueno, el lugar está situado en el subsuelo, a la altura de los sepúlcros y un poco más abajo. Tan abajo está que el agua de los servicios, para ser desaguada, ha de ser bombeada contra la gravedad... un dispendio de energía, como véis.
La sala es espartana cuando menos. Ciega, pues si hubiera ventanas sólo mostrarían la vida sexual de los topos, su única ventilación es la facilitada por un aparato de aire acondicionado que a veces está encendido y otras veces apagado, y nadie sabe porqué.
El mobiliario está constituido por unas cuantas sillas y mesas, un perchero, unas maquinas de vending, una nevera y... tres microondas.

Dichos microondas se usan mucho, evidentemente. Y como se usan, se manchan. Y aunque se manchen, nadie los limpia, así que para evitar que la mugre se acumule en el plato giratorio, la ingeniosa solución es poner una servilleta sobre la misma. Y lo cierto es que funciona bastante bien.

Bueno, pues estábamos hoy comiendo unos cuantos Pringlecillos y uno de nosotros, al que llamaremos... Antorcha, ha sacado su comida de uno de los hornos, pero dejandolo en marcha, sin más. Y estábamos comiendo, hablando, riendo, como todos los días, cuando de ese mismo microondas ha surgido un flash con un ruido sordo, como las míticas escenas de combustión espontánea de la tele. Y cuando nos hemos acercado ¡la servilleta estaba en llamas como el puto edificio Windsor!

Y allí, arremolinados como hooligans, grabando un video... me pregunto qué hubieran pensado nuestros jefes y responsables de haber entrado en ese momento.


4 comentarios:

YUnai dijo...

que putada perderme este momento

Es un paso para destruir la empresa, el proximo dinamita!!

Deivid dijo...

Joder hermano! yo me piro!...
Jajaja dios pero que momento...
Momentos pringle...

I survive micro-wave day.
¿Hacemos unas camisetas?

MAIDEN dijo...

Brutal, jajajaja. Y si dejáis las paredes del micro sin limpiar puede llegar a estallar sobre sí mismo en plan agujero negro, así que tened cuidado.

Julio dijo...

¡Y encima tuvísteis la sangre fría de grabarlo!, ja ja ja ¡sois los mejores!.

Un saludo desde Vidas en red.